LA IMPORTANCIA DEL MENSAJE

En un entorno cada vez más complejo, las marcas necesitan una mayor visibilidad y diferenciación. Y una comunicación fresca y estimulante es parte vital del éxito.

Hay marcas para las que es un placer trabajar, marcas muy nuestras, marcas genuinas.

Y una de las más universales es CocaCola. Afrontamos junto a Solsona Comunicación un nuevo reto: hacer sentir a los stakeholders de CocaCola la magia de su nuevo packaging, la ilusión de estrenar algo nuevo, el deseo de abrazar unos valores universales, la alegría vivir nuevas experiencias.

 

“Un mensaje muy emocional que transmitía de forma clara su estrategia de cambio, su vuelta a sus orígenes, su deseo de compartir lo que más nos gusta.”

 

¿Cómo lo hicimos? Nos planteamos una comunicación fresca e intensa, que generase confianza y ofreciera soluciones. A través del soporte offline, desarrollamos una historia a través del sentir, apelando a las emociones que la marca sabe transmitir.

 

 

En la comunicación B2B en la que nos especializamos, utilizamos una fórmula que se basa en simplificar e ilusionar. Esto es, en ofrecer menos argumentos y más emociones, y también en mostrar el camino hacia un destino atractivo.

Y eso es lo que propusimos en este caso también, siendo fieles a nuestro objetivo de construir marcas más humanas y atractivas, que destaquen y se diferencien por sus valores.

En conclusión, creemos en la importancia del mensaje, sobre todo si está bien hilvanado y presentado en relación con el entorno que habita y con lo que la marca quiere transmitir. Y, sobre todo, creemos en perseguir los objetivos que la marca busca y mostrarlos de una forma humana, atractiva, emotiva y creativa.

No hay comentarios

Escribe un comentario

Uso de cookies

Oceanis utiliza las cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Para más información, accede a nuestra Política de Cookies. Si sigues navegando es que aceptas su uso. ¡Gracias!

ACEPTAR
Aviso de cookies